Mi escritorio de noviembre

Aquí sigo con Archlinux y KDE. No hay manera de cambiar, por lo menos de momento. Se trata, en concreto, de KDE SC 4.7.3 con el tema de escritorio Fushigi y con Hycons. El resto: colores, estilo y tipografías no cambié nada.

El fondo, que me encanta por cierto, lo copié del escritorio de Malcer. Es demasiado bueno para no guardarlo. Se llama “expanse” y lo podéis descargar aquí. Respecto a las aplicaciones, aparecen la terminal, dolphin y KAlgebra, una de esas aplicaciones fantásticas que trae KDE y que muy poca gente conoce. Es perfecta para hacer funciones en el plano y en el espacio y me está siendo muy útil este año.

Choqok, el mejor cliente de twitter para KDE

Choqok es un cliente opensource para servicios de micro-blogging como Twitter o Identi.ca. Es su web lo califican como rápido, sencillo y eficiente. No les falta razón, Choqok es actualmente el mejor cliente de twitter para KDE.

Hoy han liberado la versión 1.2 “Red Rose” con algunos cambios y novedades interesantes. El rediseño de la interfaz es la principal novedad. Antes para separar las diferentes líneas del tiempo se usaban pestañas. No estaría tan mal si no fuera porque la separación entre cuentas y servicios diferentes se hacía de la misma forma. Ahora las distintas cuentas se siguen separando por pestañas pero las líneas del tiempo se seleccionan en una nueva columna a la izquierda del todo.

También se han solucionado varios bugs (ya no saltan mensajes de error al intentar actualizar la lista de amigos) y se han actualizado algunos plugins, como por ejemplo el desacortador de enlaces, que ahora es capaz de mostrar el enlace real aunque se haya reducido más de una vez.

Por cierto, en Archlinux ya se encuentra disponible la actualización.

+ Choqok 1.2 “Red Rose”

Fedora 16 “Verne” dentro de nada

“Si un hombre se imagina una cosa, otro la tornará en realidad.” Julio Verne

En apenas 11 días podremos instalar (si no se atrasa de nuevo) la versión final de Fedora 16. “Verne” traerá la última rama del kernel, la versión 3.0; Gnome 3.2, como escritorio por defecto; y la versión 4.7 de KDE SC. Otras novedades a destacar son el paso de Grub a Grub2; la sustitución del obsoleto HAL por udisks, upower y libudev; la unificación de todas las pantallas de error en una única interfaz; y la incorporación de un entorno de programación para el lenguaje D2.

Como siempre la liberación de Fedora 16 vendrá acompañada de una serie de spins o versiones modificadas de la distribución. A las habituales (KDE, Games, Security…) se añaden dos nuevas: Robotics Spin y Scientific Spin, diseñadas para un colectivo muy especializado con una serie de herramientas, aplicaciones y librerías que no traen la versión estándar.

+ Fedora 16 “Verne”

Archlinux crece, y muy rápido

Si recientemente habéis echado un vistazo a DistroWatch os habréis dado cuenta de que Archlinux ya ocupa la quinta posición. Cada vez más y más usuarios deciden darle una oportunidad a esta distribución. Pero lo mejor es que, tras instalarla (reconozco que el proceso es un poco complejo si se compara con los actuales instaladores de las distribución más populares), la mayoría ya no quiere cambiar de distribución nunca más.

¿Será por su filosofía minimalista y simple? ¿Por su gestor de paquetes? Seguramente, pero la clave creo que es el modelo rolling release. Todos pasamos por una época en la que tenemos que instalar siempre las últimas versiones, actualizar cada poco, reinstalar el sistema cada dos por tres, etc. Pero a la hora de trabajar con el ordenador, cuanto menos haya que hacer mejor. Con Archlinux se acabó el tener que actualizar (o instalar desde cero para evitar problemas) cada seis meses a una nueva versión. Con un sencillo comando ejecutado regularmente tenemos el sistema siempre actualizado y sin complicaciones.

Archlinux es el híbrido perfecto para los que padecen de “versionitis” y los que buscan un entorno estable. Una alternativa a las distribuciones linux más conocidas y una de las mejores si quieres instalar KDE como entorno de escritorio.

Sobre Unity o cómo complicar lo sencillo

Hace ya unos días, me pidió un amigo que le instalase Ubuntu en el portátil. Escogió  esta distribución porque es la que usan en la facultad de Física en una de las asignaturas de primer año.

Llevaba muchos meses sin usar Ubuntu, ni siquiera en una máquina virtual. Y aunque fue la distribución con la que conocí Linux poco después, tras probar otras como Fedora, OpenSUSE o Archlinux… ya no volví a usarla.

No era extraño leer, hace unos tres o cuatro años, que Ubuntu era “la más fácil de usar”, cuando OpenSUSE era, de lejos, mucho más sencilla y Fedora, etiquetada como “solo para avanzados”, era prácticamente igual a Ubuntu. Desde hace ya dos versiones esto está cambiando y ahora sí que ofrece a sus usuarios unas herramientas y aplicaciones que hacen mucho más fácil el cambio de windows a linux, por ejemplo. Una de estas herramientas es el propio instalador.

Pero Ubuntu desde hace (si no me equivoco) año y medio comenzó un proceso de renovación. Primero fue el logo y los colores, cambios menores pero que ya presagiaban hacia dónde se dirigía esta distribución. Unity, su nueva interfaz desde Ubuntu 11.04, es el final de este camino.

Unity, que nació en un principio como la interfaz para la edición netbook, se convirtió en la interfaz por defecto para el escritorio. ¿Fue la decisión acertada? ¿Es mejor Unity que Gnome 3? No y sí. Para mi no fue la decisión acertada porque, como os explicaré después, es una interfaz que te hace perder tiempo. Y sí, me parece mejor que Gnome 3 pero ni de lejos se acerca a KDE.

Seguramente después de usar Unity unos días cambiaría mi opinión pero tras probarla unas horas me parece un entorno lioso e innecesariamente complejo. Lo que en Gnome 2 podías hacer en dos clics ahora necesitas moverte por cuatro menús y hacer cuatro clics. Vale, seré muy “tiquismiquis”, pero no me negaréis que Unity es de todo menos práctico.

Pero eso lo bueno del software libre (y también su mayor problema), que si algo no te gusta siempre tienes alternativas. En este caso, siempre me quedará KDE.