Empezando el 2017 a lo grande

¡Felices fiestas y feliz año nuevo! ¿Perdón? Sí, ya lo sé, voy con un poco de retraso… Casi un mes tarde, pero es que estos últimos meses no he parado y cuando tenía el tiempo me faltaban las ganas para escribir una entrada. Para compensar un poco y revivir el blog aquí os dejo un resumen de mi 2016 y de cómo he empezado el 2017.

2016, sin duda, lo recordaré como el año en que terminé el Grado en Física en la Universidad de Oviedo. No debí de hacerlo del todo mal estos cuatro años porque conseguí el Premio Fin de Grado. Aprovecho para darle de nuevo las gracias al patrocinador de los premios de ciencias.

Unos meses antes, en febrero, hice uno de esos viajes que te cambian. Visité con la Orquesta de Cámara de Siero los campamentos de refugiados saharauis en la región de Tinduf (Argelia). Apenas fueron siete días pero en este tiempo pudimos convivir con familias de los campamentos de Bojador y Dajla. El motivo de este viaje era la celebración del XV aniversario de la creación de la República Árabe Saharaui Democrática, donde fuimos invitados a tocar. No se puede describir –o al menos yo no sé– esta experiencia con palabras. Hay que ir y vivirlo. Espero regresar en algún momento.

Si os dijera que el final de curso fue fácil os estaría mintiendo. A los exámenes de las asignaturas más duras de la carrera se juntaron muchas horas de dedicación al Trabajo Fin de Grado. Si alguno tiene curiosidad y quiere leerlo, está disponible en el repositorio de la Universidad de Oviedo.

Y de presentar el trabajo, el 21 de julio, me lanzé, justo al día siguiente, a la aventura del año: ir en bici desde Vigo (bueno, realmente desde Porriño) hasta Lisboa. En total, unos diez días de viaje junto a mi amigo Rodri, con casi 1000 kilómetros recorridos –algunas etapas de más de 100 km– y muchas, pero muchas francesinhas (que conste que la foto de la Wikipedia no hace justicia a esta delicatessen lusa) en nuestros estómagos.

Acabé el año viajando, casi de seguido, primero a Marruecos (de nuevo, junto a la OCAS) y luego, ya por mi cuenta, a Irlanda. Justo por estas fechas mandé mi currículum al programa Junior de ArcelorMittal. Y de ahí el título de la entrada de empezar a lo grande el año. Tras un largo proceso de selección de casi un mes, con unas pruebas de seis horas (test psicológico incluido) y tres entrevistas (en inglés, por supuesto), me cogieron para este programa. Empecé a trabajar el pasado 3 de enero en el equipo de Global R&D ArcelorMittal en Avilés.

Para los que me seguís desde hace tiempo por temas de software libre. No os preocupéis, el año va a empezar con muchísimas novedades: desde las últimas actualizaciones importantes de KDE Plasma hasta la llegada de la nueva (y muy esperada) ISO de Chakra Linux. Tengo ya unas cuantas entradas en borradores y solo me falta darles las últimas pinceladas. También tendré que actualizar la página Sobre mí con algunas de las novedades que ya os he contado. ¡Nos vemos pronto!

1 opinión en “Empezando el 2017 a lo grande”

Deja un comentario